Lo que hay que saber sobre el dengue

Se acerca el comienzo de la temporada de Rugby Infantil, y de muchas otras actividades dentro de los predios de los Clubes, y como es de público conocimiento se han reportado varios casos de Dengue en la provincia de Buenos Aires. Es importante que se conozca acerca de esta enfermedad, y que entre todos reforcemos las medidas de prevención.

El dengue es una infección causada por un virus y su forma de contagio principal es si un mosquito infectado lo pica, ya que no se transmite de persona a persona.

Esta enfermedad es más común en áreas cálidas y húmedas del mundo, y los brotes suelen ocurrir en las épocas de lluvia.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y los músculos, vómitos y sarpullido. Algunas veces, el dengue se convierte en fiebre hemorrágica por dengue, que causa sangrado en la nariz, las encías o debajo de la piel.

El dengue es una enfermedad dinámica que puede evolucionar a formas graves. Dado que al principio de la enfermedad, no se puede saber si se curará en una semana o derivará en complicaciones (dengue grave), se debe estar alerta cuando finaliza la etapa febril y acudir en forma urgente al médico ante la aparición de dolor abdominal intenso y continuo; vómitos persistentes; sangrado de mucosas (encías, nariz, vagina) y mayor somnolencia o irritabilidad.

El mosquito Aedes aegypti, el principal vector de dengue, ha logrado una rápida expansión en virtud de las condiciones favorables para su desarrollo. Es un mosquito esencialmente doméstico y sus sitios de cría consisten en recipientes artificiales ubicados cerca de las viviendas o dentro de las mismas, siendo muy amplia la gama de posibles criaderos.

No hay un tratamiento específico. La mayoría de las personas con dengue se recupera en unas dos semanas. Hasta entonces, beber abundantes líquidos, reposar y tomar medicamentos contra la fiebre que no sean aspirina puede ayudar. Las personas con las formas más peligrosas de dengue generalmente necesitan ir al hospital y recibir líquidos.

El control del Dengue se basa en la reducción de sus lugares de cría y no de los insecticidas aplicados. Para una mayor eficacia de las medidas de control, se requiere de la integración de las tareas domiciliarias de “descacharrado” que puedan desarrollar las personas en sus viviendas, los operativos de eliminación de los criaderos de Aedes aegypti y los servicios de manejo de residuos sólidos urbanos para su adecuada disposición final. CABE DESTACAR, QUE EN LOS ÚLTIMOS DÍAS SE HA REALIZADO UN EXTENSA Y PROFUNDA FUMIGACIÓN EN LAS SEDES DE CUBA, CON EL FIN DE ERRADICAR LA MAYOR CANTIDAD DE MOSQUITOS Y LARVAS POSIBLES.

Recomendaciones a la población:

Como el riesgo de transmisión de este virus depende de la presencia de los mosquitos Aedes, la principal medida preventiva es controlar a estos vectores. Cuanto menos mosquitos, menos riesgo de que se transmita el virus. Por eso, es importante adoptar los siguientes recaudos:

  • Eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos).
  • Dar vuelta objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
  • Cambiar diariamente el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días.
  • Usar en los floreros productos alternativos (geles o arena húmeda) en lugar de agua.
  • Mantener los patios y jardines desmalezados y destapar los desagües de lluvia de los techos.
  • IMPORTANTE!!!!  El uso en espacios abiertos de repelentes para mosquitos.

Fuente Dr. DIEGO M. VAZQUEZ GRILLIA Director Médico CUBA

infoadministracion@urba.org.ar
(5411) 4805 5858
DirecciónPacheco de Melo 2120 - (1126) Ciudad de Buenos Aires CA 32802

Unión de Rugby de Buenos Aires

Desarrollo realizado por Trinahost.com