Juventud y talento para el referato de la URBA

Joaquin Aricó tiene 20 años y jugó en Banco Nación desde los 7 hasta que decidió dedicarse por completo al referato. Fanático de la actividad, en el 2016 realizó el Curso de Nivel Inicial en Centro Naval. Esta temporada empezó dirigiendo partidos de juveniles y al poco tiempo llegó a dirigir en Superior. Actualmente trabaja y proyecta estudiar kinesiología en la UBA.



¿Cómo empezaste a interesarte por el referato?

Desde muy chico me gustaba, siempre me llamó la atención. Entrenaba a divisiones infantiles y juveniles (M-12 y M-13) y siempre aprovechaba para referear. Me encantaba explicarles a los chicos las reglas, me gustaba mucho, y siempre que había dudas con el reglamento me consultaban a mí. Cuando cumplí los 18 hice el curso en la URBA para arrancar, pero Achi Pastrana me recomendó que siguiera jugando con mis amigos y que me enganchara con el referato más adelante cuando pasara a plantel superior.

¿Y cómo fueron tus inicios?

Cuando cumplí los 20, en marzo de este año, fui a hablar con Osvaldo Ciarrochi para ver si podía empezar. Me pidieron que volviera a hacer el curso y algunas semanas más tarde me llamaron para dirigir mi primer partido, entre Los Matreros y Olivos, de M-16. Estaba súper nervioso, pero armar el bolso y ponerme la ropa me generó un millón de sensaciones. Nunca pensé que iba a jugar como referee, representar a la URBA es algo muy lindo.

¿Cómo fue la decisión de dejar de jugar para dedicarte al arbitraje?

No pensaba que iba a dejar de jugar, pero cuando a las semanas me dijeron de referear en Superior tenía que tomar una decisión. No fue fácil porque son dos cosas que me apasionan muchísimo, pero mis amigos me apoyaron y se me hizo más fácil decidir. Empecé a referear en un partido de intermedia entre La Salle y San Miguel. Me siento orgulloso de vestir la camiseta con el escudo de la URBA.

Siendo tan joven, ¿cómo te tratan los jugadores dentro de la cancha?

La verdad es que me tienen muchísimo respeto. Obviamente la gente se asombra de que un chico de 20 años referee superior. Me encuentro con gente más grande o de mi edad, pero la verdad es que me tratan muy bien, con mucho respeto tanto adentro como afuera de la cancha. A veces quedan asombrados y hasta me llegan a felicitar de ambos equipos, por suerte me pasa seguido que me reconozcan. El último fin de semana me tocó dirigir la intermedia de San Martin vs. CASI, por el URBA Top 12, estoy muy feliz.

Seguís disfrutando del rugby...

Disfruto mucho del rugby desde cualquier lugar en el que me toque estar. Siempre digo que en el club hago lo que necesiten, no importa donde, trato de estar para devolver todo lo que me dieron. Ahora colaboro con la M-17. El referato me encanta y me pone contento que me den esta oportunidad de representar a la unión.

¿De qué manera te ayudan desde la URBA en la formación?

Muchisimo. Intentan enseñarme a crecer, estoy re contento. Siempre veo los partidos para corregir errores y poder llevarlos a la cancha. Además me sigo entrenando y sigo yendo al gimnasio igual que cuando jugaba. Me van a ver desde la URBA, me siguen para acompañarme y que pueda mejorar. Al menos una vez por mes trato de leer el reglamento, hay que estudiarlo permanentemente. También miro partidos internacionales, para ver cómo hablan con los jugadores, cómo se ubican... Dejas un poco de mirar a los jugadores y te concentras en ver lo que hace el referee.

¿Extrañas tu etapa de jugador?

Me gustaba mucho jugar, pero la verdad es que me gusta mucho referear. Fue una elección mía y fue muy linda, lo disfruto cada vez más.

¿Qué mensaje le darías a alguien que quisiera dedicarse al referato?

Que se sumen, si te gusta el rugby de verdad esto te va a gustar un montón. Es algo realmente muy lindo, esas sensaciones las sentís solo cuando agarras el silbato y salís a una cancha.



Archivo

ENCUESTA