El arbitraje de la URBA estara representado en Rumania

El árbitro de la URBA, Nehuen Jauri Rivero de 24 años, fue designado para dirigir en el Mundial Juvenil B M20, que se realizará entre el 24 de agosto y el 9 de setiembre en Rumania. Es integrante del panel de referato UAR y de la academia de alto rendimiento de URBA/UAR.



El joven referee, estudiante de Medicina en la Universidad Nacional de La Plata, comenzó a dirigir en 2012 en las divisiones juveniles y, desde 2014, comenzó a dirigir también en división superior, pasando por preintermedia e intermedia, hasta llegar a primera. Este 2018 estuvo en los torneos de seven de Punta del Este (Uruguay) y Viña del Mar (Chile). En Paraguay dirigió a local frente a Colombia por el Sudamericano A. Luego llegó al URBA Top 12 en el que debutó esta temporada en el partido entre San Martín y Pucará.

"Arranqué haciendo el curso de referee residente y, más tarde, hice los niveles 1 y 2 de referato. No podía seguir jugando por una hernia y me gustaba la idea de continuar dentro de la cancha, y poder seguir disfrutando del juego", recuerda sus inicios Nehuen.

Se inició dirigiendo juveniles (Los Tilos vs Hurling en M15) y un par de años más tarde ya dirigía también los sábados, en superior. Pese a ser tan joven ha desarrollado su propia personalidad en base al vínculo con sus dirigidos. "Generar confianza con los jugadores significa ser creíble, tener empatía con ellos y no cobrar cosas que no se deben cobrar", explica con firmeza.

En cuanto a la preparación personal cuenta que se entrena tres o cuatro veces por semana con un preparador físico y que cada partido "arranca" cuando recibe la designación los días lunes. Además analizan los videos de los partidos dirigidos con los coaches de referees de la URBA en donde se trabaja sobre los aspectos técnicos, la performance, el manejo del partido y la consistencia. La tarea post partidos es ardua y también incluye todas las semanas, reuniones individuales y grupales con los coaches y referees, donde se busca la unificación de criterios.

Nehuen cuenta que durante los partidos "aprovecho algunas interrupciones para hacer un check list tanto de los aciertos como de los errores para poder corregirlos". En el balance general tiene buenas devoluciones por parte de los capitanes y jugadores de los equipos a los que les ha tocado referear. "Desde la URBA nos piden que hagamos un referato simple para que se entienda lo que estamos cobrando, que seamos naturales y que no cambiemos nuestra forma de ser", cuenta Nehuen. A su lado, Francisco Pastrana a cargo del referato de la Unión asegura que "su fuerte es que transmite tranquilidad".

Antes de despedirse Nehuen, que asegura haberse "sorprendido por la calidad de personas que me encontré en el referato y por el trabajo en equipo que se realiza", recomienda a quienes quieran dedicarse y seguir carrera que "es la mejor manera de seguir disfrutando desde adentro de la cancha".



ENCUESTA