Historia del Rugby Universitario

El rugby universitario se inició hace ya muchos años. En el año 1977 la Unión Argentina de Rugby (UAR) fundó la “Asociación de Rugby Colegial” a través de la cual se buscó atender la difusión y práctica del juego en los colegios ubicados en el ámbito territorial donde se desempeñaba habitualmente. Alrededor de 1993, establecimientos educativos de nivel terciario (profesorados de educación física, institutos militares, escuelas de Policía, etc.) y grupos de estudiantes universitarios, se acercaron con el propósito de ser invitados a participar de torneos especiales, similares a los del sector colegial.

Se produce así la incorporación de las Universidades Tecnológicas, UADE, de la Marina Mercante, Colegio Militar, Escuela de Policía, Escuela de Gendarmería, Instituto Nacional de Educación Física, entre otros, realizándose bajo la supervisión de la Asociación de Rugby Colegial (ARC) torneos de tiempo reducido y seven a side, hasta que, concretada la conformación de la URBA en 1996, pasaron a depender de ésta.

El retiro de los institutos militares, que por su organización y disposición de canchas propias facilitaba en grado sumo el desarrollo de las actividades, sumado al comienzo de la Asociación Argentina de Rugby Universitario, motivó el éxodo de los equipos y el cese del área universitaria.

Sin embargo, entre 1997 y 1998, la AARU realizó contactos con la UAR para vincularse de alguna manera con la entidad nacional, lo que no pudieron concretar.

Es en esa época que la URBA toma la decisión política de utilizar el ámbito colegial y universitario para desarrollar una importante tarea de difusión del juego (quizás su finalidad principal), con el propósito de obtener un incremento de jugadores que una vez “iniciados” en este deporte, se volcaron a los clubes que integraban aquella institución.

En esa inteligencia, se conforma dentro de la Comisión de Competencias la Secretaría Rugby Colegial, prosiguiendo las reuniones informales con la AARU.

Al año siguiente, se dispuso que el área colegial pasara a depender de la Subcomisión de Difusión y finalmente, en 1999, se concreta la incorporación de los equipos integrantes de la AARU, transformada ahora en ARU (Asociación de Rugby Universitario) como invitados, organizándose un torneo especial para esta categoría, organizado y supervisado por la URBA, a cuyos efectos se reimplanta la Subcomisión de Rugby Estudiantil en el año 2001, abarcativa de lo colegial y universitario.

En ese entonces, contábamos con alrededor de 13 equipos; ampliándose a 21 en el 2002 y a 26 en el 2003.

En el año 2002, debido a que las nuevas universidades que se incorporaban lo hicieron a la URBA y no a la ARU, ésta dejó de funcionar, quedando definitivamente incorporados la totalidad de los equipos universitarios, a partir de esa fecha y en adelante, al Rugby Universitario de la URBA.

En el año 2005 se dio un importantísimo paso hacia la consolidación del rugby puramente universitario prohibiéndose la participación en la categoría de aquellos jugadores que lo hacían a su vez en los clubes que participan de los torneos organizados por la URBA.

Finalmente, en el año 2006, sólo se permitió la participación en las competencias de rugby universitario de aquellas entidades educativas de nivel terciario y universitarios, reconocidas por el Ministerio de Educación de la Nación o la autoridad educacional que corresponda que fueran invitadas a participar de ellas por el Consejo Directivo de la URBA; como así también se decidió que los jugadores integrantes de tales equipos deberán pertenecer a la Institución que representan conforme a certificación emanada de autoridad competente, o sea, que todo jugador deberá ser avalado por la universidad que representa.

ENCUESTA