Canchas con uso excesivo

La presente nota es la segunda de una serie que desarrollan las principales tareas que se aplican al manejo de una cancha de rugby sometida a un uso intenso.

PRACTICAS CULTURALES PARA CANCHAS CON EXCESIVO USO

Como se ha dicho, es muy habitual que los clubes tengan menos canchas de las que necesitan y el constante aumento en el número de jugadores agrava aun más esta situación de «falta de canchas»; las existentes se someten a intenso uso y de no realizar un mantenimiento adecuado son sacrificadas a un deterioro marcado y sostenido.

Otra práctica muy importante tiene que ver con el manejo del agua; esto es riego y drenaje.

RIEGO

Se puede decir que es imposible manejar una superficie de césped y lograr que sea un verdadero campo deportivo si no se cuenta con un adecuado sistema de riego. Pero vale la pena decir también que se puede mejorar o empeorar tremendamente el estado de un campo de juego según como se realice el manejo del agua.

Para que una cancha tenga una buena tolerancia al uso y una máxima recuperación, se requiere de un óptimo riego y de un buen drenaje.

Regar no es solamente «tirar agua»; para saber regar hay que saber observar y poder establecer con un criterio lógico y cargado de sentido común, las relaciones que existen entre la temperatura y la humedad ambiental, el viento, la sombra, el tipo de césped y su momento, entre otras cosas y además, saber qué hacer con cada uno de ellos.
Si vamos más allá, también es importantísimo regar en función al tipo de suelo, a su capacidad de infiltración y a la calidad del agua con la que estamos regando. El 90% de las canchas no conoce cuál es el tipo de suelo, cuál su tasa de infiltración y cuál es la calidad de agua que utilizan.

Establecer un cronograma de riegos es algo que en la práctica resulta imposible de sostener, sobretodo en canchas que se utilización por demás. Es común que riegos por la mañana no puedan realizarse debido a que muchos clubs alquilan sus canchas a colegios.

Realizar riegos y no distribuir adecuadamente el agua, además de ser en una pérdida de agua y energía puede provocar un mayor deterioro del césped en aquellas zonas muy encharcadas y des uniformar la cancha.

Existe un recurso que puede utilizarse en canchas con excesivo uso y que resulta muy importante conocer; consiste en regar muy suavemente, a veces a mano y por cortos períodos. Es muy útil para enfriar el césped durante los días calurosos y generar una recuperación más acelerada.

Muchas canchas suelen abrir el sistema de riego inmediatamente después de un partido para darle esos riegos cortos que también son útiles para recuperar más rápidamente la cancha siempre y cuando no exista la posibilidad de que el público pise el césped mojado.

DRENAJE

Las vías por donde el agua en exceso se escapa de la superficie de juego son:

• escorrentía superficial; es decir por pendiente de la cancha
• infiltración natural en el perfil del suelo
• infiltración forzada por un sistema de drenaje
• evaporación

Si un campo de juego no cuenta con las pendientes adecuadas; no tiene una buena infiltración natural el terreno y no poseen sistemas de drenajes internos, la única vía de escape del agua que no utiliza el césped es por evaporación. Estas canchas sometidas a un elevado uso, sin dudas deben ser reconstruidas para guardar una mínima calidad en su superficie.

Muchos de los problemas que presentan las canchas de rugby se deben a que tienen las tres primeras características señaladas en el párrafo anterior. Si además se utilizan para entrenamiento y/o colegios que practican educación física, pierden rápidamente su calidad como cancha y se altera la capacidad de juego que pudiera tener. Si llega el fin e semana y sobre esa cancha se juega en condiciones de alta humedad, se rompe la estructura del suelo y la capacidad de drenaje se pierde todavía un poco más.

Es importante que un campo deportivo tenga un buen drenaje y el mejoramiento en canchas muy deterioradas pasa por aireación con aporte de tierra en lugares deprimidos durante el verano hasta una reconstrucción total modificando pendientes como última instancia pero eso debe ser materia de estudio para cada realidad de cancha y de club.

Seguiremos tratando el tema de las canchas que deben ser utilizadas mucho más que lo razonable.

infoadministracion@urba.org.ar
(5411) 4805 5858
DirecciónPacheco de Melo 2120 - (1126) Ciudad de Buenos Aires CA 32802

Unión de Rugby de Buenos Aires

Desarrollo realizado por Trinahost.com